cursos-portalsaas

Ejemplo de variacion de existencias

Al cierre del ejercicio hay que hacer un inventario físico, es decir, un recuento de nuestras existencias y realizar el correspondiente asiento de variación de existencias, el cual originará una pérdida o un beneficio.  Se verán afectados en este ajuste los siguientes subgrupos de existencias: 30, 31, 32, 33, 34, 35 y 36. También intervendrán las cuentas de variación de existencias 610, 611, 612, 710, 711, 712 y 713.

Recordamos que el juego contable de las variaciones de existencias es el siguiente:

Variación de existencias  a  Existencias iniciales (con las existencias a inicio del año)
Existencias finales  a Variación de existencias (con las existencias a final del año)

 

Las cuentas se emparejan del modo siguiente:

Subgrupo Existencias Se hace asiento de variación contra cuenta

30 Existencias comerciales 

610 Variación Ex. comerciales 

31 Existencias materias primas 

611 Variación Ex. materias primas 

32 Existencias otros aprovisionamientos 

612 Variación Ex. otros aprovisionamientos 

33 Existencias productos en curso 

710 Variación Ex. productos en curso 

34 Existencias productos semiterminados 

711 Variación Ex. productos semiterminados 

35 Existencias productos terminados 

712 Variación Ex. productos terminados 

36 Existencias subproductos y residuos 

713 Variación Ex. subproductos y residuos 

 

Ejemplo

Existencias iniciales de mercaderías (Cta. 300) 1000 €. Existencias finales de mercaderías (Cta. 300) 3000 €. El asiento contable es el siguiente:

DEBE HABER

(610) Variación de existencias de mercaderías 1.000 €

(300) Existencias de mercaderías  1.000 €


DEBE HABER

(300) Existencias de mercaderías 3.000 €

(610) Variación de existencias de mercaderías  3.000 €


 

 ¿Por qué hay que saber las existencias? 

Imaginemos que tenemos una tienda e iniciamos un negocio por primera vez el día 28 de diciembre consiguiendo vender un total de 1.500 € entre el día 28 y el día 31. Antes de la apertura, hemos comprado material por importe de 7.400 €, que evidentemente no hemos vendido, pues sólo hemos podido vender una parte, y el resto está en estanterías o almacén para venderlo más adelante. Si no tuviésemos en cuenta las existencias que quedan, las cuentas serían las siguientes:

Ingresos 1.500 € - Gastos 7.400 € = Pérdida 5.900 €

Evidentemente algo no esta correcto, y son las existencias finales, pues no se esta contando con las mismas. Imaginemos que se hace un recuento y se ve que el material que tenemos para vender vale 6.500 €. Las cuentas ahora serían:

Ingresos 1.500 € - Gastos 7.400 € ± Existencias 6.500 € = Beneficio 600 €

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando, aceptas nuestra Política de Cookies. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlos, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.